APPVISE BLOG

Ventajas de la enseñanza a través del aprendizaje cooperativo

por | Feb 23, 2017 | Actualidad

Las personas dedicadas a la enseñanza comparten con frecuencia una misma preocupación: ¿cómo enseñar a todos los alumnos a la vez si son todos distintos?

La atención a la diversidad en el aula, incluso cuando es una clase ordinaria que, teóricamente, no está atendiendo a ningún alumno “especial”, es muy compleja. Incluso en estas situaciones típicas de aula (que son cada vez menos frecuentes) es muy difícil ajustarse a los distintos niveles, intereses y formas de aprender de los diferentes alumnos.

Mientras que otras formas de enseñanza viven esta diversidad como una dificultad, el aprendizaje cooperativo ofrece la opción de tomar la diversidad como una fortaleza del aula.

Estas son algunas de las ventajas del aprendizaje cooperativo:

  • La metodología cooperativa propone interpretar la diversidad como una fuente de aprendizaje, ya que esta nos permite conocer diferentes maneras de aprender y promover el aprendizaje entre los compañeros, unos de otros.
  • Nos permite, además, situar el aprendizaje como proceso de construcción personal del conocimiento en un ámbito social en el que el aprendizaje también se construye y comparte entre todos.
  • Estas estructuras de aprendizaje y colaboración también fomentan un mejor clima de convivencia y mejoran la motivación y la autoestima de los alumnos. Con el aprendizaje cooperativo los niños y adolescentes están presentes y son protagonistas tanto de su aprendizaje como el de los demás.
  • Este trabajo con los compañeros fomenta el uso del lenguaje como herramienta de comunicación y promueve las habilidades lingüísticas.
  • También contribuye a crear un clima de tolerancia y respeto hacia lo distinto. Y, precisamente, estas diferencias las vamos a entender como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento.
  • Este clima de tolerancia y respeto, unido a la experiencia de trabajar con otros, favorece el desarrollo de habilidades interpersonales.
  • Amplía el rango de aprendizajes y, por tanto, también más alumnas y alumnos pueden tener éxito en clase. Es decir, este tipo de aprendizajes permite que no valoremos únicamente el conocimiento técnico de las materias sino también la capacidad de expresarlo de forma oral, las habilidades sociales…
  • El aprendizaje cooperativo aumenta la retroalimentación que tienen los alumnos sobre su trabajo, ya que esta se reparte ahora entre el profesor y los compañeros. Este mayor acceso a la retroalimentación les permite ganar más control de su proceso de aprendizaje.
  • Mejora la responsabilidad individual y grupal de los alumnos, la cooperación y la salud emocional.
  • Fomenta la participación de todos los alumnos en el proceso de aprendizaje.
  • Permite aprender estrategias de aprendizaje a la vez que se aprenden los contenidos.
  • Fortalece y fija los aprendizajes al tener que enfrentarnos a la tarea de transmitírselos a otros.

Resistencias del aprendizaje cooperativo

Pero, “no es oro todo lo que reluce”, nos dirán algunos profesores. Y es que el aprendizaje cooperativo genera resistencias. Veamos algunos ejemplos prácticos bastante habituales:

  • “Mi hijo aprendía más trabajando solo. Ahora pasa el tiempo ocupándose de los otros”.

Pues bien, si estas situaciones son una realidad es porque el aprendizaje cooperativo no está teniendo éxito. Además, debemos tener en cuenta que las habilidades que se adquieren mediante el aprendizaje cooperativo no se reducen a los conocimientos técnicos de las asignaturas.

  • “Ya bastante tengo yo con lo que tengo. Hay que centrarse en que aprendan lo básico, porque si no seguimos bajando y bajando el nivel por chorraditas”.

El aprendizaje cooperativo no requiere bajar el nivel. Por el contrario, trata de asegurar el aprendizaje de TODOS los alumnos. Además, aprendemos nuevas capacidades, para un mundo en el que lo que es “básico” es cada vez más amplio y confuso.

  • “Solo sirven para que uno trabaje y los otros copien”.

De nuevo, si esto está sucediendo es porque el aprendizaje cooperativo no está teniendo éxito. En este caso, porque no se está garantizando la interdependencia positiva de la que hablaremos más adelante.

Pero, ¿por qué genera estas resistencias?, porque el simple deseo de trabajar utilizando metodologías cooperativas no es suficiente para beneficiarnos de estos aspectos. Y el éxito del aprendizaje cooperativo requiere que se cumplan ciertas condiciones que podemos resumir en 5 puntos.

Requisitos para alcanzar el éxito con el aprendizaje cooperativo

Si quieres conocer cuáles son las condiciones que se deben cumplir para lograr el éxito con el aprendizaje cooperativo, suscríbete a nuestra newsletter.

1. Diversidad entre los alumnos que conforman los grupos

Para poder beneficiarnos de la diversidad de nuestros alumnos debemos asegurarnos de que los grupos presentan diversidad en los aspectos clave para resolver la tarea. Por ejemplo, si vamos a realizar un proyecto en la clase de naturales sobre el reciclaje, algunos aspectos clave en los que podríamos tratar de garantizar la diversidad en nuestros alumnos podrían ser:

  • Actitudes hacia el reciclaje.
  • Valores relacionados con la participación y la responsabilidad ciudadana.
  • Expresión oral y escrita.
  • Capacidad para expresar ideas mediante otros medios audiovisuales o presentaciones.
  • Capacidad para gestionar y dirigir grupos.
  • Capacidad para hacerse oír en grupo.
  • Prosocialidad.
  • Conocimientos específicos de reciclaje.

¿Esta lista tan larga quiere decir que tenemos que volvernos locos buscando alumnos para cada uno de estos puntos? Nada más lejos de la realidad. Por el contrario, nos muestra que será fácil que encontremos en nuestra aula alumnos con capacidades diferentes que sean relevantes para la tarea que estamos realizando.

2. Interdependencia positiva:

Requiere asegurarse de que la tarea se ha diseñado de tal forma que, para poder tener éxito en ella, es necesario que todos cooperen.

¿Cómo podemos fomentar la interdependencia positiva? Algunos ejemplos son:

  • Designar tareas específicas diferentes, imprescindibles para el objetivo común, a cada uno de los alumnos.
  • Dar materiales limitados, repartidos entre los diferentes componentes del grupo, de manera que sea necesario cooperar.
  • Dividir la tarea en subtareas y usar la técnica de trabajo en cadena.
  • Fomentar la celebración de los éxitos.
  • Crear redes de aprendizaje.

Es decir, cada uno de los alumnos va a contar con algunos recursos para resolver la tarea, pero no con todos; y va a poder realizar algunos aspectos de la tarea, pero no todos, para los que necesitará ayuda de sus compañeros, etc.

Esto quiere decir que no sirve cualquier tipo de tarea, sino que las tareas deben diseñarse pensando específicamente en que van a resolverse mediante aprendizaje cooperativo.

3. Participación equitativa

Pase lo que pase, tenemos que asegurarnos que todos los alumnos del grupo tienen oportunidades de participación plena.

¿Cómo lo conseguimos?

  • Garantizando participaciones periféricas y no periféricas. Puede hacerse de diferentes formas: estableciendo turnos, mediante el rol de animador o coordinador, etc.
  • Augurando la legitimidad de las participaciones de todos los alumnos: es decir, todos los alumnos tienen que sentirse confiados de que su participación es tan válida e importante como la de todos los demás. Todos tienen derecho a opinar y ¡todos tienen derecho a entender y aprender! Esto no quiere decir que todos tengan razón. El valor de su contribución al grupo no se mide por la cantidad de veces que la tienen ya que sus intervenciones sirven para que todos aprendan.

4. Responsabilidad individual

Cada alumno debe tener la responsabilidad, no solo de sacar el trabajo adelante, sino de aprender y adquirir las habilidades objetivo de la actividad. Esto se puede conseguir de diferentes formas: pidiendo que presente el trabajo un alumno al azar, pidiendo que explique cómo ha contribuido cada uno al proceso, etc.

5. Enseñar a los alumnos a participar, cooperar y dar feedback positivo

Nosotros como docentes pasamos años formándonos en didáctica, en cómo acercarnos mejor al conocimiento. Recibimos apoyo específico para los aspectos de motivación y gestión emocional por parte del equipo de orientación y tenemos años de experiencia.

Sin embargo, a veces no sabemos cómo gestionar el feedback negativo de un alumno desafiante o, por ejemplo, de otro desmotivado.

Mucho menos podremos exigir a nuestros alumnos que sepan gestionar todos estos problemas sin recibir ningún tipo de apoyo ni formación. Si bien los compañeros están “más cerca” del nivel de aprendizaje de sus compañeros (zona de desarrollo próximo, para aquellos que nos dedicamos a la enseñanza) necesitarán apoyo y formación para poder gestionar las dificultades.

Si bien las tareas de aprendizaje cooperativo facilitan la aparición de algunos de estos aspectos, un diseño cooperativo que no prevé ayudas específicas para el alumnado no garantizará que estas “dificultades” se manejen de manera apropiada.

¡Esto es todo por hoy! Esperamos que os haya gustado y os anime a formaros más en el aprendizaje cooperativo y a ir teniendo experiencias cooperativas en el aula.
¡Que tengáis un día muy feliz y cooperativo!

Marta Fernández López

Marta Fernández López

Psicóloga de Appvise

Graduada en Psicología, UAM
Máster en Psicología del Desarrollo, Universidad de Columbia
Experta en desarrollo, educación y en poblaciones en riesgo.
Psicóloga en AFASAME (Asociación de Familiares de Afectados de Salud Mental).

Últimos artículos

Consejos para afrontar la vuelta al cole

APPVISE BLOG El nuevo comienzo de curso ya está aquí. El momento de los reencuentros para los alumnos después del verano se acerca. Para algunos, los más pequeños, les tocará descubrir y vivir experiencias nuevas. Es hora de deshacer maletas y llenar la mochila de...

leer más

Actividades extraescolares: ¡vaya dilema!

APPVISE BLOG Un nuevo curso ya está en marcha, y con él, se acerca uno de los momentos en los que tomar una decisión al respecto se convertirá en un auténtico dilema: ¿a qué actividades extraescolares apunto a mi hijo?Esta pregunta surge, la gran mayoría de veces, con...

leer más

Beneficios de la Inteligencia Emocional

APPVISE BLOG En la entrada de hoy, vamos a explicarte en detalle qué es la inteligencia emocional y por qué es conveniente aplicarla con tus alumnos o hijos. ¿Qué es la inteligencia emocional? Muchas personas han asociado este término directamente con Daniel Goleman,...

leer más

TDAH, ¿mito o realidad?

APPVISE BLOG “Este niño es muy movido”, “no para quieto”, “no tiene conciencia del peligro”, es ¡hiperactivo! Si sois padres, tíos, primos, educadores o simplemente personas que hayáis convivido o conviváis a menudo con niños, os habréis topado con estas frases....

leer más

¡Compártenos en tus redes sociales!