APPVISE BLOG

TDAH, ¿mito o realidad?

por | May 23, 2017 | Psicología

“Este niño es muy movido”, “no para quieto”, “no tiene conciencia del peligro”, es ¡hiperactivo!

Si sois padres, tíos, primos, educadores o simplemente personas que hayáis convivido o conviváis a menudo con niños, os habréis topado con estas frases. Incluso, probablemente,  la habréis mencionado vosotros mismos, pero ¿realmente estos niños tienen hiperactividad o son simplemente eso, niños? ¿Dónde termina la normalidad y comenzamos a hablar de un problema? ¿Existe realmente el TDAH? La respuesta es sí.

El TDAH, lejos de ser un mito, es una realidad

El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo de carácter crónico. Es decir,  aunque existe un tratamiento efectivo, el problema no se elimina.

Este problema acompañará durante toda su vida a la persona que lo padece. Sin embargo, esto no quiere decir que se vaya a manifestar siempre de la misma manera.

¿Por qué se desarrolla el TDAH?

Las investigaciones apuntan que el TDAH tiene una carga genética importante. Hoy sabemos que este trastorno por déficit de atención e hiperactividad afecta a más del 5% de los niños a nivel mundial.

Si nos fijamos solo en España, estaríamos hablando de datos en torno a un 6% de la población infantil. Por tanto, según se desprende de estas estadísticas, podemos afirmar que la prevalencia es bastante alta.

Por otro lado, diferentes investigaciones han demostrado que existen estructuras biológicas alteradas en estas personas. En concreto, se ven afectadas las funciones ejecutivas, que son los procesos cognitivos encargados de planificar, organizar, guiar y regular nuestro comportamiento para dirigirnos a las metas que nos proponemos.

Por cierto, que este trastorno no afecta por igual a niños que a niñas. Según diversos estudios, los niños tienen más probabilidades de sufrir TDAH que las niñas en una proporción 2:1, es decir, por cada 2 niños que padecen el trastorno hay una niña que lo tiene.

Un poco más adelante os explicaré como se manifiestan en uno y otro, pero ya os adelanto que el comportamiento es diferente.

 

Principales síntomas del tdah

El TDAH se caracteriza por una tener una gran dificultad para mantener la atención de manera voluntaria, tanto en actividades académicas como del día a día. Este es su rasgo principal, pero además, en muchas ocasiones esta inatención viene unida a una movilidad excesiva y una falta de control de los impulsos. Por lo tanto, nos encontramos 3 síntomas centrales: hiperactividad, inatención e impulsividad.

Es importante conocer bien estas manifestaciones, ya que podemos confundirlas fácilmente con comportamientos considerados como normales.

Precisamente para intentar evitar caer en este error tan común, paso a desgranar un poco más en qué consisten estos tres síntomas principales del TDAH. Si crees que tu hijo puede sufrir trastorno del déficit de atención tómate tu tiempo para evaluar y ver si detectas algunas de estas manifestaciones.

HIPERACTIVIDAD

Es el síntoma más sonado y el que todo el mundo pronuncia. Quizá también es el más fácil de detectar a simple vista, pero…¿cómo se expresan las personas que la presentan?

  • Se mueven en momentos en los que no resulta oportuno (en el asiento de clase, en la consulta del médico, en una reunión…)
  • Hablan en exceso.
  • Hacen ruidos constantemente, incluso en actividades que son tranquilas.
  • Presentan dificultad para relajarse.
  • Pasan o cambian de actividad sin haber finalizado la anterior.
  • No persisten en las actividades, se aburren fácilmente.

Principales síntomas del TDAH

FALTA DE ATENCIÓN

En edades infantiles este síntoma pasa más desapercibido, siendo más visible la hiperactividad. La falta de atención suele dar la cara cuando los niños comienzan la etapa escolar y necesitan más recursos cognitivos para rendir adecuadamente.

¿Quieres saber cuáles son las conductas típicas de un niño con falta de atención?

IMPULSIVIDAD

La impulsividad también tiene sus propias peculiaridades. Podemos observar personas con este rasgo de personalidad  cuando:

  • Son impacientes.
  • Tienen problemas para esperar turnos, filas, etc.
  • Interrumpe con frecuencia a los demás.
  • Tiene tendencia a dar respuestas prepotentes y dominantes.
  • Suelen tener la necesidad de tocar todo.
  • Actúa sin pensar previamente.

A pesar de que la impulsividad es el síntoma menos frecuente del TDAH, es el que más problemas puede suponer.

Es más, en la mayoría de los casos es precisamente este indicio, el desencadenante principal que empuja a las familias del menor a pedir ayuda profesional. Y es que las características de la impulsividad hacen que las personas asuman riesgos o tengan problemas por no pensar las consecuencias de sus actos.

La expresión de la impulsividad es especialmente importante en la edad adolescente, donde empiezan a experimentar con el consumo de sustancias (alcohol, drogas…) o realizan comportamientos de riesgo, por ejemplo, en la conducción o en el ámbito sexual.

¿El tdah se manifiesta de igual manera en todas las personas?

Como hemos señalado, el TDAH se expresa o manifiesta de diferentes maneras. Uno de los factores que influye bastante en el comportamiento del TDAH es, como comento unas líneas más arriba, es el género –masculino o femenino-, de la persona que lo padece.

En este sentido, dentro de las personas con TDAH podemos encontrar 3 subtipos diferentes:

  1. Subtipo Inatento.

Predomina el déficit de atención, los despistes, el perderse en “su mundo”. Las mujeres suelen presentarlo en mayor medida (30% de niñas frente a un 16% de niños) y tiene un gran impacto a nivel académico, es decir, el rendimiento en el colegio se ve más afectado.

  1. Subtipo Hiperactivo.

Suelen ser más movidos en general, tener un estilo comunicativo más agresivo y dificultades para controlar los impulsos. Además, presentan labilidad afectiva y son fácilmente irritables. Es el subtipo menos frecuente y las investigaciones muestran que se da en ambos géneros casi por igual (niñas en un 5% y niños en un 4%).

  1. Subtipo Combinado.

En estas personas se observan todos los síntomas, sin predominar unos frente a otros, incluso algunos presentándose con baja intensidad. Es el subtipo más frecuente, siendo más en los niños (80% frente a un 65%) y tiene un impacto a nivel global (académico, familiar, escolar y social).

 

Todo lo que parece tdah, no lo es

Después de haber leído hasta aquí seguramente muchos de vosotros estaréis pensando que estas características las observamos en todos los niños en mayor o menor medida.

Pues bien, sí y no. Es cierto que muchos de los aspectos a los que me he referido son aspectos propios de la infancia: es normal que los niños presten poca atención, se muevan, correteen, den respuestas precipitadas, etc. Por eso, no todos los niños que presentan estos comportamientos necesariamente tienen que tener TDAH. De hecho, nos encontramos que muchos niños son diagnosticados sin tener el problema en realidad, ya que resulta una forma fácil de etiquetarlos, con los consiguientes problemas que ello genera.

Sin embargo, debemos saber que para que este problema se presente deben darse una serie de condiciones:

  • Las conductas deben manifestarse de forma exagerada o desproporcionada respecto a otros niños de su misma edad y nivel de desarrollo.
  • Los síntomas deben darse antes de los 12 años, según los manuales diagnósticos más actuales.
  • Tiene que afectar a más de 2 áreas de la vida del niño (escolar, social y/o familiar).
  • La vida del niño tiene que verse alterada de manera significativa, presentándose conflictos, inadaptación, disminución acusada del rendimiento académico, etc.
  • Es importante descartar que no se trata de un problema de origen médico u otro problema psicológico.

Por ello, resulta fundamental realizar una buena y profunda valoración del niño por parte de profesionales debidamente cualificados. El papel del psicólogo resulta fundamental, ya que las diferentes guías de intervención clínica priman la intervención psicosocial, siendo considerado el tratamiento de primera elección en niños y adolescentes.

El equipo de psicólogos de Appvise te enseñará mediante nuestras formaciones todas las herramientas para la detección del TDAH, así como consejos prácticos para padres, profesionales o docentes.

Si te ha resultado interesante este contenido, no dudes en compartirlo.

Sara Olano

Sara Olano

Psicóloga de Appvise

Licenciada en Psicología por la UAM. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la UCM. Experta en Psicoterapia con Niños y Adolescentes por la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicoterapia. Psicóloga en consulta privada.

Últimos artículos

Consejos para afrontar la vuelta al cole

APPVISE BLOG El nuevo comienzo de curso ya está aquí. El momento de los reencuentros para los alumnos después del verano se acerca. Para algunos, los más pequeños, les tocará descubrir y vivir experiencias nuevas. Es hora de deshacer maletas y llenar la mochila de...

leer más

Actividades extraescolares: ¡vaya dilema!

APPVISE BLOG Un nuevo curso ya está en marcha, y con él, se acerca uno de los momentos en los que tomar una decisión al respecto se convertirá en un auténtico dilema: ¿a qué actividades extraescolares apunto a mi hijo?Esta pregunta surge, la gran mayoría de veces, con...

leer más

Beneficios de la Inteligencia Emocional

APPVISE BLOG En la entrada de hoy, vamos a explicarte en detalle qué es la inteligencia emocional y por qué es conveniente aplicarla con tus alumnos o hijos. ¿Qué es la inteligencia emocional? Muchas personas han asociado este término directamente con Daniel Goleman,...

leer más

Beneficios de Appvise para profesores y colegios

APPVISE BLOG A día de hoy, existen en el mercado varias plataformas de comunicación escolar, pero ninguna es tan revolucionaria y potente como Appvise. Esto parece una obviedad decirlo y, sobre todo, si quien lo escribe es la propia empresa. Pero más allá de eso, es...

leer más
¡Compártenos en tus redes sociales!