APPVISE BLOG

¿Cómo fomentar en los niños el respeto hacia los animales?

por | Dic 12, 2017 | Educación

Existen muchos motivos para hacer un regalo. Cualquier fecha señalada es una buena ocasión. Y, para muchos padres, el regalo estrella para los más pequeños es una mascota. Desde un pequeño hámster hasta un cariñoso perro, muchos animales se convierten en un nuevo miembro de la familia. Pero, ¿saben los niños las responsabilidades que ello conlleva? ¿Saben que su apreciación es equivocada si solo lo ven como un juguete más?

Como padres y educadores, debemos hacer que éstas y otras preguntas despierten en sus mentes antes de tomar la decisión final. Esta no es una tarea fácil, por eso, en el artículo de hoy vamos a daros una serie de consejos sobre cómo fomentar en los niños la concienciación y el respeto hacia los animales.

Responsabilidades que conlleva tener una mascota.

Para que los niños aprendan las responsabilidades que supone tener una mascota, los adultos tenemos que buscar acercarles al mundo animal desde el respeto y el cariño. ¿Cómo? Abriéndoles los ojos para que sean conscientes de que los animales, las mascotas, no son un mero entretenimiento, sino que son seres vivos con sentimientos a los que hay que cuidar y mimar.

La concienciación y el respeto por los animales se puede – y se debe – abordar tanto en casa como en el colegio. Vamos a ver ahora ejemplos de cómo hacerlo.

Respeto hacia los animales: concienciando desde casa

En primer lugar, la familia debe determinar si ese es el momento más adecuado para dar la bienvenida a un nuevo habitante. Factores como la edad de los niños, el futuro nacimiento de un bebé o el tiempo real que se le va a poder dedicar, serán factores que pueden influir en posibles cambios de conducta del alumno. Por ejemplo, la ilusión inicial por tenerlo puede convertirse, con el paso del tiempo, en desinterés, hastío y pereza en el día a día, y el pobre animal es el que pagará dichas consecuencias.

Para evitar esto, debemos hacer previamente un ejercicio de concienciación: elegir correctamente el tipo de mascota más adecuado para todos (por tamaño, necesidades, cuidados…), haciendo participar al niño de un compromiso por su parte hacia ella, asumiendo roles de responsabilidad que no deberá pasar por alto: alimentación, atención, juego, cuidado…

Respeto hacia los animales: concienciando desde el aula

Desde el ámbito educativo también debemos participar de esta actividad de concienciación. Para ello, mi propuesta para concienciar sobre el respeto hacia los animales desde el aula va orientada a completar ese trabajo de casa.

Las siguientes actividades a las que me voy a referir buscan abrir un diálogo al respecto con el objetivo de alcanzar una visión y actitud más responsable hacia los animales.

  • Los alumnos más pequeños del colegio pueden componer murales con fotografías de sus mascotas, contar sus características, qué comen, dónde viven, sus rutinas… Aquellos que no tienen, pueden hacer el póster contando cuál es su animal favorito. A continuación, trataremos de hablar de sentimientos con preguntas sencillas: cómo se sienten cuando jugamos con ellos, si se quedan en casa solos, si se pierden, si les cuidamos, si se hacen una pupa… ¿Y nosotros cómo personas: nos sentimos igual?
  • Otra tarea que se les puede pedir a los alumnos es elaborar una lista de las necesidades básicas que como humanos tenemos: una buena alimentación, descanso, tiempo de ocio, revisiones médicas, cariño…. Finalmente, contrastarlas con las animales y descubrir que tenemos mucho en común.
  • A los más mayores les podemos pedir que investiguen sobre el abandono de animales y sus principales causas. Además, conocer cuáles son las fechas con el índice más alto de abandono e intentar descubrir los motivos en una posterior puesta en común.
  • Por otro lado, pueden buscar información sobre ONGs que contribuyan a luchar contra el abandono animal, o incluso abordar el maltrato animal: casos más habituales que conocen, motivos y, sobre todo, propuestas prácticas para luchar contra ello: redactar posibles leyes, crear campañas de publicidad, elaborar carteles que adornen el colegio o la ciudad…

Las protectoras de animales, dedicación y esfuerzo por una buena causa.

Para completar estas actividades y sentir más de cerca esta realidad, sería genial si concertamos una visita en el colegio con una Protectora de animales, quienes pueden exponer de primera mano casos reales o mostrarles a los niños las consecuencias de las crueles acciones humanas.

ANAA (Asociación Nacional Amigos de los Animales), es un buen recurso para este tipo de actividades, ya que promueven programas educativos para dar a conocer su labor.

En todo momento buscan adaptar los programas a los niveles educativos interesados a los que va dirigidos. Su proyecto ANAA Educa busca concienciar y sensibilizar a los escolares frente al abandono y el maltrato de animales; es más: llevarlo a la dimensión de las relaciones humanas. Utilizan la inteligencia emocional como herramienta para formar futuros ciudadanos más cívicos, empáticos, con mayores habilidades sociales que mejoren la convivencia social. En un clima motivador, será el animal el facilitador, motivador y apoyo durante las intervenciones.

Por su parte, otros organismos pueden también acercar su trabajo con animales al aula: desde los bomberos, guardia civil u otros servicios de seguridad pueden explicar las clases cómo muchos animales contribuyen y ayudan en su labor diaria: rescates peligrosos, catástrofes naturales, detección de sustancias prohibidas, seguridad ciudadana…

Conocer testimonios en persona, vídeos de situaciones reales donde han actuado animales o indagar sobre las problemáticas que más viven ellos desde dentro, puede ayudar mucho a los alumnos a reflexionar y generarles un cambio de actitud a tiempo, que evite así que muchas de ellas se repitan.

Buscando un objetivo común: el bienestar animal.

En definitiva, los animales juegan un papel muy importante en nuestras vidas. Por ello, debemos conocer los motivos para continuar confiando en ellos y respetarlos.

No podemos olvidar que los animales nos ayudan en muchos ámbitos en los que, a priori, parecería un disparate. Para ANNA, “la educación de los más pequeños es primordial y la base para evitar futuras situaciones de abandono y maltrato hacia los animales”. Debemos compartir ese fin y comprometernos con este cambio social, ya que, como dijo en su día Mahamat Gandhi, “la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales”.

Si compartes esta reflexión final y crees que este objetivo debería estar presente en todas las aulas del mundo, no dudes en compartir con nosotros vuestras experiencias y en contarnos cómo contribuís en casa o desde el aula para su consecución.

Daniel Sáez Herrero

Daniel Sáez Herrero

Profesor de Educación Infantil y Primaria

Diplomado en Educación Física y Educación Infantil por la UVA. Grado en Educación Primaria por la UCJC. Cursando Posgrado en Coaching, PNL y Liderazgo de equipos. Profesor de Educación Infantil y Primaria en colegio privado.

Últimos artículos

Perfiles de profesores en la escuela

APPVISE BLOG Todos nosotros hemos vivido durante nuestra larga etapa educativa la transformación que ha sufrido la enseñanza con el paso del tiempo. Hemos podido ver desde nuestros ojos de alumno los cambios que experimentaban nuestros profesores o como, al comienzo...

leer más

¡Compártenos en tus redes sociales!